La Semillas de Chía

chia-1

Muchos sois los que me preguntáis sobre alimentos que no conocéis y que salen en alguno de los artículos que he escrito hasta ahora.

La verdad es que cuándo una empieza interesarse por comer saludable, ecológico y sostenible, te das cuenta que hay un montón de alimentos que han quedado apartados de la dieta convencional de la mayoría de familias, y empiezas a aprender los beneficios nutricionales que encontramos en algunos de ellos.

Por este motivo, he pensado que puede ser muy positivo que cada semana dedique un post a explicar un nuevo alimento. Serán alimentos diferentes, los cuales no conocemos bien ya que no estamos acostumbrados a consumir. ¿Que os parece la idea?

Intentaré variar la dinámica del post e incluso añadir alguna receta, vídeo etc. Esta iniciativa es un reto para mí, ya que seguro que voy aprender mucho tanto de investigar como de vuestras aportaciones.

Como ya he dicho quiero que sea algo muy dinámico, por lo que estoy abierta a ideas, sugerencias etc.

¿Vamos allá?

Hoy Descubrimos: Las Semillas de Chía

¿De dónde sale la Chía? Las semillas de chía se obtienen de una planta aromática que crece en terrenos arcillosos o arenosos que se encuentran entre los 1000 y 2750m  de altura. El clima ideal es el tropical o subtropical porque no tolera las heladas. Es originaria de la America Tropical y actualmente crece en bosques tropicales, bosques espinosos, bosques de encinas, de pinos y juníperos.

916438-3x2-340x227

¿Qué composición nutricional tiene la chía? La chía es una de las semillas con más contenido de grasas Omega 3 y son ricas en fósforo, calcio, potasio, selenio, hierro y magnesio. Además, contiene mucha cantidad de un tipo de fibra soluble llamada mucílago.  Encontramos en su composición, diferentes antioxidantes y todos los aminoácidos esenciales. Tiene también vitaminas del grupo B, A y C. ¿ No os va estrañar que se le llame Superalimento verdad? En la tabla siguiente podéis ver la cantidad de nutrientes por una porción de 25gr de semillas de chía:

nutricion_es

¿Y qué beneficios tiene la chía en nuestra cuerpo? La fibra de la cual hemos hablado, hace que al mezclarla con agua, tenga propiedades reguladoras del transito intestinal. Su alto contenido en omega 3, proporciona flexibilidad a las membranas de las celulas de nuestro cuerpo, ayuda a reducir el colesterol LDL (El malo) y nos ayuda a prevenir futuras enfermedades cardiovasculares. La chía también ayuda a saciarnos gracias a su fibra y por ese motivo, es muy interesante en dietas de adelgazamiento.

¿Todo el mundo puede tomar chía? No, deben tener especial cuidado las personas con la tensión arterial baja o que estén tomando medicamentos para la tensión alta ya que puede provocar una situación de hipotensión, mareos o desvanecimientos.

También deben tener especial cuidado las personas que toman medicamentos para la diabetes ya que la chía puede producir una bajada de la glucosa excesiva. 

Una vez tenemos claros los aspectos más técnicos, vamos al tema práctico:

¿Cómo cocinamos la chía? Para aprovechar al máximo sus propiedades y digerirlas correctamente, es importante remojarlas o tostarlas en la sartén durante dos minutos. Si las tomamos naturales, solo servirían para regular nuestro tránsito ya que saldrían del intestino igual que han entrado.

Después de eso, es ideal usar un molinillo para triturarlas sutilmente y resaltar su así su sabor y romper la cáscara dónde residen sus nutrientes.

¿Y finalmente, cómo podemos comer la chía? Como la mayor parte de semillas, se pueden incorporar a muchos alimentos que solemos tomar. ¿Algún ejemplo? Queda increíble en las cremas y purés, en batidos, zumos y leches vegetales.

Si nos queremos complicar un poco más, podemos hacer un púding mezclando la chía con agua o leche e incorporando alguna especie y cereales. Las posibilidades ya dependen de la imaginación de cada uno.

Chia-avena-pudín

Si hacéis masas tipo pan o pizza, alguna semilla de chía le dará un toque diferente.

¿Os atrevéis a probarlas?¡ Espero que sí! Ya me comentaréis que tal la experiencia!!

Un abrazo!

Anna.

 

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *