Los riesgos del azúcar [Veneno dulce]

Azúcar refinado

Antes de empezar a ver cómo podemos desengancharnos del azúcar, vamos a ver porqué debemos tomar esa decisión en nuestra vida.

Cuando hablamos de azúcares englobaría también la maltosa, lactosa, glucosa y fructosa contenida en alimentos y bebidas, incluidos los zumos y la leche, además de la miel y jarabes, el jarabe rico en fructosa, azúcares refinados añadidos en el procesado, preparación y cocinado de alimentos y en la mesa.

Durante muchos años, veíamos algo normal añadir azúcar blanco a nuestro yogur o al café de la mañana. Nadie se planteaba que ese gesto que estábamos haciendo era perjudicial para la salud.

Con los años se ha ido haciendo eco de la relación directa entre el consumo de azúcar y el desarrollo de diabetes tipo 2.

No obstante, tenemos muchos más motivos para dejar de tomar azúcares refinados:  

Para que veamos claramente los efectos nocivos del azúcar nos vamos a la bibliografía científica y nos dicen:

  • Existe evidencia posible de asociación con un mayor riesgo entre la ingesta de azúcar y el cáncer de páncreas 1
  • La glucosa (azúcar) se almacena en el hígado y músculo en forma de glucógeno. El excedente de glucosa que no se utiliza como fuente inmediata de energía o para la síntesis de glucógeno puede transformarse a través de lipogénesis de nuevo en grasa que se almacena en los adipocitos2

Eso significa que podría haber una relación directa entre el consumo de azúcares y el aumento de grasa corporal.

  •  Se ha postulado que variaciones importantes en la comunidad microbiana intestinal podrían constituir una causa ambiental de sobrepeso y obesidad2

Es decir, el consumo de azúcar hace variar nuestra flora intestinal y eso puede estar relacionado con un aumento de nuestra grasa corporal.

  • La fructosa puede tener efecto directo sobre la incidencia de hígado graso (que puede derivar a cirrosis hepática), niveles altos de triglicéridos en sangre (lo cual puede contribuir a la enfermedad cardiovascular), resistencia a la insulina , que conduce a la diabetes tipo 2 y aumento del apetito (que, obviamente, puede conducir a la obesidad)3
  • Existe una creciente evidencia derivada tanto de trabajos experimentales como clínicos que demuestran que la ingesta de azúcares añadidos no sólo aumenta el riesgo bien conocido de caries, sino también el riesgo de enfermedad cardiovascular, hígado graso no derivado del consumo de alcohol, obesidad, diabetes, y posiblemente incluso el cáncer3 

diabetes-777002_640

Estos estudios nos dan algunas pistas de porque debemos dejar de consumir azúcar pero quizás te vendrá en mente la idea de sustituir en azúcar por otras sustancias similares que nos aportan cierto dulzor.

Los edulcorantes artificiales más comunes son: acesulfamo-K, aspartamo, neotame, sacarina, sucralosa y ciclamato.

Estos edulcorantes se encuentran en la mayoría de bebidas refrescantes (Cocacola, Fanta, etc), chicles, bollería industrial, batidos industriales y sobre todo los encontramos en sus versiones lights. Es decir, la cocacola light, zero, chicles “sin azúcar” están plagados de estas substancias.

aspartame-01-e1321398597599

Pero ahora es momento de usar la lógica. ¿Qué puede aportar un producto elaborado de forma sintética a nuestro organismo?

Nos aportan efectos Nocivos que NO nos interesan para mejorar nuestra salud:

  1. Modificaciones en las poblaciones bacterianas que componente la microbiota intestinal, pueden contribuir al proceso inflamatorio crónico4.
  2. Si la entrada sensorial de dulzura de los edulcorantes acalóricos lleva a una predicción inexacta o incoherente, la regulación de energía puede verse afectada.intestino-irritable-1
  3. El sabor dulce de los edulcorantes acalóricos podría fomentar el apetito y la dependencia por tal sabor. Es decir, nos estamos acostumbrando y enganchando a los alimentos dulces y eso se traduce en comer más de lo debido.
  4. Hay estudios que demuestran que el consumo de edulcorantes artificiales puede contribuir a disminuir la capacidad de absorción del intestino, y podría inducir a un cambio patológico de células del intestino 5

“En resumen, podríamos decir que el consumo de azúcar refinado contribuye al desarrollo de enfermedades graves y que los edulcorantes artificiales podrían tener efectos nocivos para nuestro organismo”

Espero que ahora entiendas un poquito mejor el problema del azúcar.

Si quieres profundizar más y aprender sobre los sustitutos del azúcar, en la Jornada de alimentación saludable de Cal Mas hablaré  más, no dudes en reservar tu plaza: Contactar 

Un abrazo,

Anna

 

BIBLIOGRAFÍA: 

  1. Aranceta Bartrina Javier, Pérez Rodrigo Carmen. Relación entre el consumo de sacarosa y cáncer: una revisión de la evidencia. Nutr. Hosp.  [revista en la Internet]. [citado  2016  Abr  10]. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112013001000012&lng=es.
  2. Lisbona Catalán Arturo, Palma Milla Samara, Parra Ramírez Paola, Gómez Candela Carmen. Obesidad y azúcar: aliados o enemigos. Nutr. Hosp.  [revista en la Internet]. [citado  2016  Abr  10]. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112013001000010&lng=es.
  3. Simopoulos Artemis P., Bourne Peter G., Faergeman Ole. Informe de Bellagio sobre agricultura saludable, nutrición saludable, población saludable. Nutr. Hosp.  [revista en la Internet]. 2013  Dic [citado  2016  Abr  13] ;  28(6): 1761-1769. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112013000600001&lng=es.  http://dx.doi.org/10.3305/nh.2013.28.6.7011
  4. Pepino MY, Bourne C. Non-nutritive sweeteners, energy balance, and glucose homeostasis. Curr Opin Clin Nutr Metab Care 2011; 14 (4): 391-5.
  5. Spencer M, Gupta A, Van Dam L , Shannon C, Menees S, D Chey Artificial Sweeteners: A Systematic Review and Primer for Gastroenterologists. Journal of Neurogastroenterology and Motility 2016; 22(2): 168-180

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *